miércoles, 28 de febrero de 2007

El tercer hombre

Pensando en lo ocurrido en la CIJ con respecto a Serbia, siempre hago la asociacion mental con la 1 Guerra mundial, y luego pienso en el Tercer Hombre

Creo que he visto esa pelicula como 15 veces,y nunca deja de llamarme la atencion el hecho que una historia a primera vista simple pueda tener tantas aristas de estudio. Por supuesto, se debe al hecho que fue escrita por Graham Greene especialmente para el cine.

Primero, la historia misma. Trata sobre un hombre, escritor de novelas de vaqueros, que comparte el mismo nombre con un escritor de novelas policiacas, que decide viajar a la Viena tras la segunda Guerra Mundial para encontrarse con un viejo amigo. Pero cuando llega se entera que esta muerto atropellado por un vehiculo. Sin embargo, las cosas no son tan simples. Mientras inquiere sobre lo ocurrido aparecen serias contradicciones entre los dos testigos y aparece una figura inexplicable de un Tercer Hombre involucrado, del que no se sabe el nombre. Hasta que se descubre que ese Tercer Hombre es el supuesto muerto, que esconde así un oscuro secreto. Sin embargo, al mismo tiempo es una critica a la forma como Estados Unidos actuó con los países devastados por la Guerra. Basa con ver como, detras del velo de cortesia conque es tratado el protagonista, hay un profundo resentimiento contra su nacionalidad. Como si la guerra no fuera mas que el preludio de nuevos pesares. Pero, también podemos hallar la lectura psicológica de la culpa, del sentimiento de la soledad, de la frustración, del miedo, de la negación. Cada personaje del Tercer Hombre esta profundamente afectado por muchas cosas, y todos giran alrededor del nefasto hombre misterioso que juega con esos sentimientos para su propio provecho.

Segundo, los personajes. Y aqui definitivamente el merito lo tiene la dupla del insuperable Orson Wells y el magnifico Joseph Cotten. Ambos explotaron sus mejores vetas histrionicas y se complementaron como pocas veces he visto en el cine. Cotten aporta una estampa de respetabilidad y honorabilidad que solo es rota en la imprescindible pelicula"La sombra de una duda" de Alfred Hitchcock, en donde, precisamente, su perfeccion fue el elemento basico de una trama espelunante. Wells es sin duda uno de los mejores directores que hayan filmado peliculas, y un actor capaz de mostrar con unos simples gestos las bajezas a las que puede llegar un ser humano. Aparte del Ciudadano Kane que me se de memoria, porque la he visto unas 50 veces, y siempre me sorprende con algo que no habia captado antes, esta el policia fronterizo miserable y repelente Hank Quinlan, en la que he visto menos pero porque no la he conseguid comprar Sed de maldad. En este caso, Harry Lime, el Tercer Hombre, es un ser abyecto que por lucrar vende penilicina caducada a los hospitales vieneses y que es responsable de la muerte de decenas de pacientes, entre ellos niños. Cotten, como Holly Martins, esta dividido entre el amigo que recuerda con cariño, al que se nego ver como era en realidad, y este ser al que tiene que aceptar que es y ha sido siempre Harry Lime. La lealtad de Martins hacia su amigo se ve por momentos resquebrajada ante el enorme descaro y cinismo de Lime, al punto que decide entregarlo a la policia. Pero no es una forma de castigarlo, Martins intenta rescatar a Lime de su propia alma. Pero ¿seguiria siendo Harry Lime? La respuesta es no, por eso el final es el obvio.
Aqui tenemos a un Cotten mucho mas critico en su relacion de amistad que el Liland de Ciudadano Kane. Y un Wells menos dado a aparentar que Kane. Basta con ver la escena clave de la pelicula: cuando Martins descubre que su amigo esta vivo. La imagen se dibuja en la sombra







Un gato irrumpe delatando a esa sombra.







Hay un hombre que esta tranquilo esperando algo. Cuando Martins le ve sabe que es su amigo





Y corre hacia el, sin pensar en que ese amigo no ha tenido el menor respeto por esa amistad y le ha dejado creer que esta muerto.





Esta sonrisa, sello de la pelicula, es un apronte del descubrimiento que hara Martins sobre quien es Harry Lime, mientras suena la citara de Anton Karas.







Un hombre capaz de decir una frase como En Italia, en 30 años de dominación de los Borgia hubo guerras, terror, sangre y muerte, pero surgieron Miguel Angel, Leonardo da Vinci y el Renacimiento. En Suiza hubo amor y fraternidad, 500 años de democracia y paz y ¿que tenemos? El reloj de cuco. Una frase dicha en un pais que intenta reconstruirse tras una guerra, mientras los personajes estan en subidos en lo alto de la noria de Viena.





Allí, Harry Lime muestra el desprecio que siente por los seres humanos, que se mueven como hormigas mientras el los contempla desde las alturas.




El tercer Hombre (la novela)
http://www.badongo.com/file/2341992