viernes, 28 de marzo de 2008

Sickert y Jack el destripador: los jacks 2

Pues bien, ya conocido un poco Jack, ahora hay que hablar de los Jacks.

La lista de posibles Jack el destripador es laaaaarrrrrrggggaaa.

El Principe Alberto Victor, Duque de Clarence;

Lewis Carroll;

R. D´Onston Stephenson;

Alois Szemeredy;

Francis Thompson;

Alfred Napier Blanchard;

David Cohen;

Hyam Hyams;

Jill the Ripper;

Joseph Barnett;

Dr. T. Neill Cream;

Nicholas Vassily;

Francis Tumblety;

Frederick Deeming;

Montague John Druitt;

Carl Feigenbaum;

Fogelma;

George Hutchinson (Br.);

Severin Klosowski (George Chapman);

Aaron Kosminski;

Jacob Levy;

James Maybrick;

Michael Ostrog;

Dr. Pedachenko;

Walter Sickert;

James Kenneth Stephen; y

W.H. Bury.


Estos son a los que apuntan las pruebas. No significa que sean los únicos.

El más famoso de esta lista no es precisamente Sickert, sino el escritor Lewis Carroll. Bueno, aparte del príncipe Alberto Víctor. Por si el nombre no suena, sí su personaje. Es el autor de Alicia en el País de las Maravillas. No tenía idea que se le acusaba de ser Jack. Todos los días se aprende algo nuevo. Richard Wallace, investigador, había publicado un libro tratando el tema de Jack el Destripador acusando a Lewis Carroll de serlo, basándose para ello en que Carroll había predicho el asesinato de las víctimas en sus poemas, con 16 años de anticipación, aparte de incluir pequeñas muestras identificatorias, luego halladas en los cadáveres mutilados. Otro detalle que según R. Wallace le incrimina es que las noches de los asesinatos, Carroll carecía de coartada, y, para redondear la acusación, asegura que si el profesor escribía regularmente su diario personal con tinta roja, las fechas en que el Destripador hacía de las suyas, Lewis Carroll utilizaba tinta de color negro.

El más señalado con el dedo tanto por los ripperologos como por la gente común es el príncipe Alberto, dentro de lo que se conoce como la Teoría de la Conspiración. La teoría tiene sus orígenes en una historia contada por Joseph Sickert, quien dice ser el hijo ilegítimo del artista Walter Sickert. Su historia fue relatada por primera vez en un documental hecho por la BBC de 1973 (Jack el destripador). Se han escrito varios libros y algunas películas. Una muy famosa la interpretó el gran Michael Caine como el Inspector Abberline (apellido del inspector verdadero que tenía el caso de Jack) luchando contra los Royals (Reales/Realistas) en Jack el Destripador (1988). Libros: "Prince Jack" por Frank Spiering,"Sickert and the Ripper Crimes" por Jean Overton Fuller y "The Ripper and the Royals" por Melvin Fairclough.

El más famoso sobre la relación de Jack con el príncipe y la teoría de la conspiración lo escribió Stephen Knight, "Jack el Destripador: La Solución Final" (1979) , que fue el que sirvió de base a Moore y su novela gráfica. El príncipe Alberto Victor parece haber sido un depravado de primera. Bebedor, drogadicto, aficionado a los prostíbulos (se cree firmemente que murio de sífilis)... por eso la gente casi no pone en duda que haya sido Jack. Se supone que en algún momento se enamoró de una chica pobre católica, y que tuvo un hijo con ella. La reina Victoria se supone que sufrió un ataque de histeria, asi que organizó todo para que nadie se enterase de la existencia de ese hijo ilegítimo. En esa conspiración habría participado Sir William Gull, médico clínico de la Reina Victoria. En 1887 tuvo un leve derrame cerebral y como consecuencia quedó hemipléjico. Luego sufrió otros derrames y murió en 1890. Relacionado con éste estuvo John Netley, su cochero, nombrado por Joseph Sickert e identificado por un investigador de la BBC como una persona que existió en la vida real, y que murió en 1903 cuando fue arrojado de su carruaje y como consecuencia, su cabeza fue aplastada por una de las ruedas. Walter Sickert, habría sido el que adoptó al hijo ilegítimo del príncipe, del que era amigo.

La teoría de la conspiración y la de Knight se fundamenta en los cinco crímenes clásicos de Jack. Todas, excepto Mary Kelly, eran viejas (50 años de edad) y feas, deformadas por el alcohol y por quien sabe que mas. Mary Kelly era (o al menos lo que quedo de ella lo permite decir) una mujer joven (estaría por los 20 años) y hermosa. El problema de esta teoría es que no fueron realmente cinco las víctimas. No hablamos de las que mencionamos antes, sino a que en medio de los asesinatos clásicos de Jack cuyas víctimas fueron identificadas, hay víctimas que no se sabe hasta ahora quienes eran. El 3 de octubre de 1888 se encuentra un torso femenino en los bajos de un edificio de la policía en construcción, se le conoce como el misterio de Whitehall. El 31 mayo de 1889 al 25 de junio de ese mismo año, se recuperan del Támesis varias partes del cuerpo de una mujer, se la reconoció por cicatrices anteriores como Elizabeth Jackson, otra prostituta, aunque no hay certeza absoluta. El 10 de septiembre de 1889, se encuentra un torso femenino debajo de un arco ferroviario en la calle Pinchin, Whitechapel, torso similar al encontrado el 2 de octubre de 1888 en Whitehall, aunque en esta ocasión las manos no fueron cortadas.

O sea, que si Sickert no era Jack, sí podía saber quien era, o haber participado en sus crímenes. La razón principal por la cual Cornwell apuntó hacia Sickert es que uno de sus cuadros se parece sospechosamente a la escena del crimen de Mary Kelly (alias Black Mary), hallada el 9 de noviembre de 1888, en su habitación número 13 de Miller's Court, un patio de vecinos accesible desde Dorset Street. Encontraron lo que quedaba de su cuerpo sobre su cama, con sus vísceras abdominales diseminadas por toda la cama y sobre una mesa. Su hígado y senos habían sido extirpados; sus orejas, cercenadas, igual que su nariz, y sus riñones, extraídos con precisión. El corazón jamás fue encontrado. Las fotos, en poder de Scotland Yard, y el cuadro son muy parecidos, algo raro si Sickert se supone que no tenía la foto a la mano y que, como indica Cornwell pintaba lo que veía. De hecho a este cuadro se le conoce como El Destripador, y se supone que es el momento posterior a la muerte de Kelly pero antes de que la dejaran como la policía la encontro, con un Jack preparándose para la faena. Este cuadro es usado en algunos exámenes sicológicos.

Los sospechosos de la policía eran otros. Sir Robert Anderson, el jefe de la CID (Criminal Investigation Department - Departamento de Investigación Criminal) en ese momento, afirmó que Jack era "un polaco judío de clase baja", el cual había sido apodado "Kosminski" por el Inspector Jefe Donald Swanson. "Kosminski" estaba fuera de la ley, ya que se lo había confinado a un centro psiquiátrico antes de ser acusado. Otro policía, Sir Melvin Macnaghten creía que Jack era un abogado y docente llamado Montague John Druitt, abogado de 40 años que solo ejercía esta profesión en algunas ocasiones, trabajando como profesor en una escuela privada a partir de 1881 hasta el 19 de noviembre de 1888, que fue despedido. Dos días después desapareció y su cuerpo fue encontrado el 31 de diciembre de 1888 en el Támesis con piedras en los bolsillos, en lo que parecía un suicidio. Como su muerte se supone que coincidió con la desaparición de Jack, durante años fue el principal sospechoso. El inspector Abberline seguía la pista de Severin Klosovski (alias George Chapman), un inmigrante polaco, con estudios de cirugía en su país, que si no era Jack sí era un asesino, porque mató a tres mujeres, sus parejas, envenenándolas. Fue ahorcado en 1903. Y el Inspector Jefe Littltchild, quien arrestaría a Oscar Wilde por ser homosexual, creía que Jack era un curandero norteamericano llamado Frances Tumblety, del que se sabe que estuvo en Inglaterra en 1888, y de hecho fue encarcelado el 7 noviembre por conducta indecente. Se cree que fue liberado antes del 9 de noviembre fecha del asesinato de Mary Kelly y poco después, el 12 de noviembre, fue detenido como sospechoso y dejado de nuevo en libertad el 16 de noviembre, huyendo a Francia el 24 del mismo mes y posteriormente a Estados Unidos. Tenía una colección de úteros, pero su descripción física no corresponde con los testigos.

El doctor T. Neill Cream (1850-1892) era un médico especializado en abortos. En 1881 fue hallado responsable de la muerte por envenenamiento con estricnina de varios de sus pacientes de ambos sexos. Fue él mismo quien pidió un examen de los cuerpos ya que no había sospechas de asesinato, en un intento de llamar la atención sobre si mismo. Encarcelado en la Penitenciaría del Estado de Illinois, Estados Unidos, fue liberado en el 31 de julio de 1891 por buena conducta. Trasladado a Londres, reinició sus actividades criminales y se le detuvo. Fue colgado el 15 de noviembre de 1892. Sus últimas palabras según el verdugo fueron " Yo soy Jack...", justo cuando se abría la trampilla. Sí era un asesino, pero también un enfermo mental obsesionado con la publicidad. Hay mucha gente que tiene tal obsesión con la fama que hace estupideces.

James Maybrick (1838-1889) era un comerciante de algodón en Liverpool que se supone escribio un diario en donde relataba los crímenes y confesaba ser el destripador, diario que aparecio en 1993, pero los estudiosos de estos diarios señalan que no aporta datos novedosos, que su origen es más que dudoso y que la tinta no es de la época.

Roslyn D’Onston Stephenson, es el sospechoso relacionado con la hipótesis de los asesinatos rituales y la Magia Negra. Dentro de quienes lo señalan esta Alesteir Crowley, un famoso tipo que usaba magia negra. Cirujano militar, gran interesado en la magia y el ocultismo, tenía cerca de 50 años en la época de los asesinatos. Bebedor y jugador, su apodo en el juego era “Sudden Death”.


También se dice que pudo ser una mujer, Mary Pearcey, quien después del quinto y último crimen del “monstruo de East End”, mató con patrones similares a la mujer de su amante, lo cual la llevó a la horca. Es la única mujer sospechosa.

El último sospechoso es un marinero. Trevor Marriott, un antiguo detective de la policía británica, cree que el asesino de mujeres más famoso en la historia del Reino Unido fue tal vez un marinero que no limitó sus crímenes al Londres victoriano sino que los continuó en países extranjeros como Nicaragua o Alemania. En su libro Jack the Ripper: the 21st Century Investigation, se cuenta una serie de asesinatos ocurridos en Managua en enero de 1889 y que la prensa de la época calificó como "seis de los más atroces asesinatos cometidos nunca en los límites de esta ciudad". The Times en aquellas fechas publicó que las víctimas del asesino de Managua habían sido mutiladas y totalmente desfiguradas. Lo mismo que había ocurrido poco antes con las asesinadas por Jack el Destripador en la capital británica. Otra información publicada por el periódico Washington Star, fechado el 18 de octubre de 1889 en la ciudad alemana de Hamburgo se cuenta del descubrimiento del "cuerpo mutilado" de una mujer en Flensburg, puerto alemán que tenía enlaces frecuentes con Londres, y su autor se preguntaba si Jack el Destripador no habría abandonado Inglaterra para continuar sus crímenes en Alemania.

Marriott cree incluso haber identificado el barco en el que llegó a Londres, el Sylph, un carguero de 600 toneladas que arribó a las costas inglesas procedente de Barbados en julio de 1888, antes de que fuera asesinada la primera de las víctimas del Destripador, Mary Ann Nichols. El buque regresó al Caribe el 22 de noviembre, dos semanas después del asesinato de la también prostituta Mary Kelly, ocurrido el 8 de noviembre de 1888.

El caso es que Jack, como Nessie, como El triángulo de las Bermudas es una fuente inagotable de dinero para las editoriales y es tema recurrente. Como todas las hipótesis pueden ser posibles, uno sólo tiene que decidir cual le gusta y quedarse con esa.

A mi me gusta esa que fue el principe Alberto Victor. Me gusto mucho la novela de Alan Moore :)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

15 de octubre 2008.
Debo felicitarte muy sinceramente por el excelente nivel que muestra tu bastante extenso comentario y racconto sobre los posibles nominados a la identidad de Jack the Ripper.
Demuestras haber leido extensa e intensamente sobre el tema. Salvo pequeñas inconsistencias menores los datos que aportas son acertados. Creo que al igual que me ocurriera a mi (puesto escribí y publiqué un libro al respecto) tal vez algunos fallos menores en la información manejada se deban a que te viste obligado a basarte en libros traducidos al español y a veces las traducciones dejan bastante que desear.
Si deseas ampliar o cotejar información te comento que puedes ver parte del texto de mi ensayo 8o mejor dicho investigación criminológica) titulado "El monstruo de Londres. La leyenda de Jack el Destripador2, al cual, al igual que todo usuario de Internet, puedes acceder a través de Google en la sección libros señalando el título de la obra o simplemente poniendo la palabra "Jack el Destripador".
Reitero mi felicitación por la muy interesante nota de la cual eres autor.
Para intercambio d einformación puedes escribirme a mi mail. "Gabpombo@gmail.com".
A tus gratas órdnes.

Dr Gabriel Pombo.

SANDRA ELIZABETH dijo...

Montevideo-Uruguay.
Te escribe Sandra Elizabeth.
Te comento que soy una apasionada de la criminología en general y del tema de Jack el Destripador en particular.
Tu nota al respecto me pareció estupenda. Desde aquó te envío mis más sinceras felicitaciones.
¡Sigue adelante¡

SANDRA

arcady dijo...

Muy agradecida por ambos comentarios, es bueno saber que alguien lee las cosas que escribo cuando estoy muyyyy aburrida. Dare una vuelta por la investigacion Gabriel Pombo... cuando me de tiempo otra que sigo pero no es de un crimen... aunque sí lo es, que vere si la pongo aqui.

Gracias por leerme :)

Anónimo dijo...

Un par de errores te he encontrado coleguita:

1.- Francis Tumblety es, teóricamente el curandero-marinero huido a Nicaragua. Es el mismo sospechoso.

2.- En la versión de la novela gráfica de Moore Jack no es otro qe Sir William Gull, y no el Principe tal y como mencionas.

Anónimo dijo...

ninguna llegaba a los cincuenta, ahi te equivocas, en cuanto a mary kelly tenia unos veinticinco , yo soy de los que cree que jack el destripador tenia un complice, un cochero y esto lo respalda el poco tiempo ocurrido entre los crimenes cometidos la misma noche y la distancia entre los lugares.

Anónimo dijo...

ninguna llegaba a los cincuenta, ahi te equivocas, en cuanto a mary kelly tenia unos veinticinco , yo soy de los que cree que jack el destripador tenia un complice, un cochero y esto lo respalda el poco tiempo ocurrido entre los crimenes cometidos la misma noche y la distancia entre los lugares.