viernes, 27 de abril de 2007

Mas mentiras de EEUU: caso Irak

Esta semana, en medio de ver a Bush bailando (imagen terrorifica) dos noticias han pasado sin mucha pena ni gloria: la publación de un libro y la declaracion de una mujer.


El libro, At the Center of the Storm ('Al centro de la tormenta'), fue escrito por George Tenet. ¿Y quien es él? pues nada menos que el exdirector de la CIA, durante el año de la invasión, quien renunció en junio de 2004, en medio de tensiones con Cheney, el entonces "número dos" de éste, Paul Wolfowitz, actualmente el muy detestable y corrupto presidente del Banco Mundial, y con la entonces Asesora de Seguridad Nacional, Condoleezza Rice. (en la foto de Eric Draper / The White House con Bush y Cheney (este de espalda))
En él, Tenet reconoce que se equivocó al asegurar en 2002 que el presidente iraquí, Sadam Husein, contaba con armas de destrucción masiva, algo que todos sabíamos, pero la declaración más grave es que el gobierno de Bush decidió invadir Irak sin estudiar la verdadera necesidad de tal medida ni contemplar alternativas. Según el New York Times, "Nunca hubo ningún debate serio que yo sepa, dentro de la Administración, sobre la inminencia de la amenaza iraquí" y tampoco "hubo discusión significativa" sobre la posibilidad de evitar una invasión, escribe Tenet en sus memorias.

Tenet se queja de que, cuando la situación en Irak empeoró tras la invasión y la guerra se hizo cada vez más impopular, la Administración le convirtió a él en el "chivo expiatorio". Cheney, en una entrevista televisada en septiembre pasado, aludió en dos ocasiones a un comentario de Tenet, antes de la invasión, sobre las supuestas armas de destrucción masiva en Irak, recordando que, en una reunión en la Casa Blanca en diciembre de 2002, Tenet utilizó la frase "un mate de baloncesto" en conexión con la presencia de armas de destrucción masiva en Irak y el vicepresidente dejó entrever que esta calificación convenció a la Casa Blanca para invadir Irak.
Tenet sostiene que la frase ha sido sacada de contexto y se refería en realidad a lo fácil que sería convencer a la sociedad estadounidense de la necesidad de invadir Irak y derrocar al presidente Sadam Husein. Y agrega "me acuerdo que la veía y pensaba -'como si necesitaras que yo dijera mate de baloncesto para convencerte a entrar en guerra con Irak".

Qué fuerte!!!!!

Tenet reconoce que se equivocó al asegurar en 2002 que el presidente iraquí, Sadam Husein, contaba con armas de destrucción masiva, pero afirma haber acertado al negar que fuera tan claro que existieran vínculos entre Irak y Al Qaeda como pretendían algunos altos cargos de la Administración Bush.
¿La declaración? La de la soldado Jessica Lych, conocida como "la pequeña Rambo" ante el Comité de la Cámara de representantes sobre la Supervisión y Reforma del gobierno (en la foto de EFE/SHAWN THEW junto a la madre del soldado Tillman)
La soldado Jessica Lynch que sobrevivió a las heridas sufridas durante una emboscada en Irak, y los familiares del capitán Pat Tillman que murió en Afganistán, acusaron este martes, ante el Congreso estadounidense, al Pentágono de difundir narraciones falsas de hechos heroicos para engañar a los estadounidenses. Tillman murió el 4 de abril de 2004, y el Pentágono se apresuró a definir su hazaña como la de un héroe que había muerto luchando contra los talibán, otorgándole la "Estrella de Plata", cuarta condecoración en importancia del ejército de los EE.UU concedida a aquellos que demuestran su valor contra el enemigo. La verdad: murió accidentalmente por los disparos de su propia unidad de los Ranger. Testigo: su propio hermano, Kevin Tillman, que se encontraba en el convoy que precedía al de su hermano."Creemos que esta narración fue planeada para engañar a la familia, pero lo más importante era engañar al público americano", ha asegurado Kevin en su testimonio, definiendo la muerte de su hermano como "un fraticidio".
Kevin ha añadido que si hubieran revelado como murió realmente su hermano habría sido "un desastre político". Su madre, que también declaró ante el Comité, ha asegurado que el entonces secretario de Defensa Donald Rumsfeld tenía que saber que su hijo murió por "fuego amigo".
"Es su trabajo averiguar que le ha pasado [a mi hijo]" ha dicho dirigiéndose a los miembros del Comité.

En el caso de Lych la cosa fue más grave: la soldado fue descrita como "la Rambo del Oeste de Virginia", al haber sido capturada el 23 de marzo por soldados iraquíes tras vaciar sobre ellos su cargador. El 1 de abril el ejército de Estados Unidos lanzaba una operación definida por el Pentágono como "osada y arriesgada" para rescatar a la soldado. La verdad: era una simple conductora de un camión militar, que se lesionó en su intentó de huida de las tropas iraquíes; estos la trasladaron a un hospital de Nasiriya, y allí la dejaron en manos de los médicos, hasta que fueron a recogerla militares estadounidenses sin pegar ni un solo tiro y menos arriesgar sus vidas.El médico que atendió a Lynch ha asegurado que la soldado no presentaba ni una sola lesión causada por balas, como lo había asegurado el Pentágono en un principio.

Lo más curioso es que el hospital de Nasiriya intentó entregarla, pero la ambulancia en la que viajaba fue tiroteada por una patrulla estadounidense. La propia Lynch ya había declarado que ella no usó su arma antes de caer desmayada: "Estoy muy confusa acerca de porqué mintieron", ha asegurado ante dicho comité.